Reflexión sobre la oración – Perseverar en Dios en oración

Reflexión sobre la oración – la oración enfocada

Asuntos laborales, cuentas por pagar, listas de tareas, excursiones programadas, y un sin fin de cosas. Nos mantienen alejados de nuestra comunión con Dios y dejamos la oración de lado. Esta reflexión sobre la oración ayude en tu fortalecimiento y crecimiento espiritual.

 

Reflexión sobre la oración - Perseverar en Dios en oración

La oración es un gran privilegio y al mismo tiempo, una lucha diaria. Lucha que contribuye en nuestro crecimiento espiritual. Y nos ayuda en nuestras debilidades si nos mantenemos en comunión con nuestro hacedor por medio da la oración perseverante.

 

La oración nos permite encontrarnos con Dios, donde nuestro espíritu se energiza a medida que crecemos en su amor. Nos posiciona para amar a Dios y a nuestro prójimo al recibir el amor de Dios. También libera su bendición sobre nuestras circunstancias y produce cambios reales en la Iglesia, en la sociedad, así como en las vidas de nuestros seres queridos. Verdaderamente:

 

“La oración eficaz del justo puede mucho.” (Santiago 5:16).

 

Aunque muchos pueden tener el deseo de orar. Pero el encontrarse con pensamientos negativos, malos sentimientos, resentimientos etc. Hacen que sea un reto mantenerse enfocado en la oración. Sin embargo cuando recordamos que Dios quiere que oremos, nos anima a persistir y buscarlo con más intensidad.

 

Reflexión de oración Dios quiere que lo busquemos

 

El Dios del universo quiere que nos conectemos con su corazón en profunda comunión. Por lo tanto, pedir a Dios por todo es un principio fundamental del reino.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. (Filipenses 4: 6)

 

VER TAMBIÉN: 6 Maneras de como esperar en Dios

 

Sólo mediante la oración como estilo de vida, podemos recibir la plenitud de lo que Dios nos ha provisto. Una lista de oraciones ayuda a reunir todas nuestras peticiones. Es una herramienta esencial para ayudarnos a mantener el enfoque en el tiempo de oración, especialmente cuando te sientas cansado o distraído.

 

Si usas estas dos sencillas herramientas: programar tiempos de oración en tu calendario y crear tu lista de peticiones; verás que oraras mucho más y que permanecerás más enfocado(a)

 

Tus oraciones no se limitan a lo que está en su lista, sino que la lista de oraciones actúa como una guía para ayudarte a “comenzar” tu tiempo de oración y ayudarte a mantener el enfoque.

 

Reflexión sobre la oración, la oración Perseverante

 

CÓMO DESARROLLAR UNA LISTA DE ORACIÓN

 

Al desarrollar una lista de oración, es útil considerar estos tres temas:

 

Los dones del Espíritu: Se libera el poder y el favor de Dios

El fruto del Espíritu: El carácter de Dios formado en nosotros

La sabiduría del Espíritu: La mente de Dios impartida

 

Pedimos que los dones, el fruto y la sabiduría del Espíritu sean liberados mientras nos enfocamos en la oración:

 

VER TAMBIÉN: Salmo de David expresando su amor a Dios

 

Intimidad con Dios:

Nos enfocamos en dar nuestro amor y devoción a Dios. Este tipo de oración incluye la adoración, la meditación en la Palabra (orar-leerla) y la comunión con el Espíritu.

 

Petición personal:

Pedimos la bendición de Dios en nuestra vida personal y ministerio. Oramos por el crecimiento de nuestro hombre interior (corazón), circunstancias (físicas, financieras, relacionales) y ministerio, para que el poder de Dios sea liberado a través de nuestras manos, palabras y hechos.

Intercesión:

Intercedemos por nosotros mismos y por los demás, a fin que el poder y la misericordia de Dios sean manifestadas por medio de nuestras peticiones

Oración por familiares, amigos, misioneros alrededor del mundo, negocios, gobiernos, ciudades y naciones. A fin que Dios pueda manifestar su gloria.

Oración por cuestiones estratégicas en la sociedad: gobierno (elección de autoridades, aborto), opresión (trata de personas, regímenes severos), desastres naturales (huracanes, sequías), enfermedades, etc.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *