Reflexiones Biblicas cortas – Somos justicia de Dios

Reflexiones biblicas cortas – somos justicia de Dios en Cristo Jesus.

El mejor regalo que Dios nos dios fue darnos a Jesús Señor nuestro

” Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación..” -> Santiago 1:17 

reflexiones biblicas cortas

El creyente en Cristo recibe una justificación presente. La fe no produce este fruto más adelante, porque fue dado en tiempo presente. En la medida en que la justificación es el resultado de la fe, tal justificación se le otorga al alma en el momento en que se acepta a Cristo como el señor de nuestras vidas.

 

¿Están ahora justificados sin culpabilidad los que se acercan a Dios? ¡Por supuesto! Somos ciertamente y claramente justificados cuando aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador. Por ejemplo ¡El ladrón en la cruz fue justificado en el momento en que volvió sus ojos a Jesús!

 

Hoy somos aceptados en el Amado, hoy estamos absueltos del pecado, absueltos del juicio de Dios. ¡Qué maravilloso! Hay algunos beneficios que no podremos disfrutar hasta que entremos al cielo; Pero esta es nuestra ¡posesión inmediata!

 

VER TAMBIÉN: El amor de Dios – Reflexiones Cristianas que necesitas para tu vida

 

Esto no es como el maíz de la tierra, que nunca podremos comer hasta que atravesemos el Jordán; Pero este regalo de la justificación es parte del maná en el desierto, una porción de nuestro alimento diario con el cual Dios nos provee en todas nuestras idas y venidas.

 

Ahora estamos perdonados; nuestros pecados están puestos a un lado y olvidados; Ahora estamos a la vista de Dios aceptados por el sacrificio de la cruz, como si nunca hubiéramos sido culpables.

 

Reflexiones biblicas cortas – fuimos justificado en el amado.

 

VER TAMBIEN: Bendiciones espirituales en Cristo

 

“Señor Jesús, que nunca olvidemos que somos tuyos, y que tu amor nunca cambia sin importar el tiempo. Este es el día que habéis hecho, y en cada momento nos alegraremos, porque habéis tomado nuestra vergüenza y nos habéis hecho hijos.

 

Dios derrame sus bendiciones sobre tu vida amada y amado hermano en Cristo Jesús.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *