La sal de la tierra reflexión bíblica para meditar en Dios

Como ser la sal de la tierra y brillar en medio de la oscuridad

La mayoría de los cristianos quieren ser la sal de la tierra y que su luz brille entre otras personas, y ser de señal que Jesucristo es El Señor. Pero ¿cómo un creyente puede ser la sal de la tierra? Esta frase conocida nos señala: “Una acción vale más que mil palabras”.

la sal de la tierra reflexión bíblica para meditar en Dios

Las personas son mucho más atentas y receptivas a la palabra de Dios cuando son ellas las que han iniciado el tema. Sin embargo eso no quiere decir; no tener iniciativa y hablar del evangelio por propia voluntad, ciertamente hay muchas formas de compartir el evangelio de Cristo con las personas y abrirles el interés por conocer de Jesús

Pero generalmente, cuando se trata de compartir la fe con personas con quienes tenemos una relación a largo plazo, como un miembro de la familia, un compañero de trabajo o un amigo no cristiano, la conversación es más fructífera cuando la otra persona trae el tema primero.

Pero, ¿Cómo podemos llamar la atención de otras personas para hablarles de las realidades espirituales? Aquí te mostramos tres cualidades que te servirán para atraer a la gente a preguntar acerca de Jesús y se la sal de la tierra:

Reflexiones cristianas la sal de la tierra

Vosotros sois la sal de la tierra: y si la sal se desvaneciere ¿con qué será salada? no vale más para nada, sino para ser echada fuera y hollada de los hombres. Mateo 5:13

 

VER TAMBIÉN: Carta de Dios para ti – Meditando en Dios y en su amor

 

1. Esfuérzate por ser ético y diligente en tu trabajo

Tal como una persona se desempeña en su trabajo revela mucho sobre él o ella. La gente está acostumbrada a encontrarse con personas, perezosas  y ociosas, las cuales tienen numerosas excusas para no ser diligentes en sus labores.

Pero una persona con una fuerte ética de trabajo se destaca en todas las áreas ¿Por qué? Porque su naturaleza y su pasión es hacer las cosas con diligencia y ética. Nuestro lugar de trabajo es donde nosotros, ganamos una buena reputación. Por lo tanto las personas quieren saber de dónde viene esa pasión por hacer las cosas. La Escritura revela que los creyentes deben trabajar diligentemente para honrar a Dios (Colosenses 3:23).

 

2. Esfuérzate en manejar la verdad como algo sagrado

La gente observa cuando estás jugando con la verdad. De hecho, mentir es tan común que incluso hay personas que tienen la habilidad de hacer veraces tales mentiras. Pero una persona honesta se destaca de las demás por que tiene la luz del evangelio en su corazón. Por lo tanto, los cristianos debemos esforzarnos por tratar la verdad como si fuera algo sagrado, porque lo es:

No os mintáis unos a otros. Despojaos del viejo hombre con sus obras. Colosenses 3:9

 

VER TAMBIÉN: Dios nos llamo de las tinieblas a su luz Admirable

 

3. Tratar a todas las personas con respeto

¿Cómo tratas a otras personas?, especialmente como tratas a las personas difíciles, revela mucho acerca de tu carácter. Es fácil ser amable con la gente que es amable con uno, pero ganamos reputación de hijos de Dios por nuestras obras, siendo amables y tratando bien incluso a la gente malhumorada y difícil de tratar.

Cuando tratas a las personas con respeto, no importa la situación, otros querrán saber por qué lo haces. La respuesta está en la biblia y es que todas las personas son dignas de respeto, porque están hechas a la imagen y semejanza de Dios (Génesis 1: 26-27).

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *