La oración de Jabes estudio bíblico – 5 lecciones inspiradoras

La oración de Jabes – reflexiones bíblicas

La Escritura tiene muchos ejemplos de oraciones que nos enseñan a depender de Dios y a invocarlo. La oración de Jabes es muy inspiradora y desafiante para cómo acercamos a Dios con nuestras peticiones.

La oración de Jabes estudio bíblicoEn 2 Timoteo 3: 16-17 nos dice que ” Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Jabes no estaba usando la oración como una fórmula para obtener algo de Dios, sino que estaba invocado a Dios para que lo ayudara a cumplir las promesas de Dios en su vida. Vamos a sumergirnos y ver cómo esta oración del Antiguo Testamento puede aplicarse hoy en día, mientras buscamos la provisión de Dios y su guía en nuestras vidas.

La Oración de Jabes, 1 Crónicas 4:10:

“E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, sí me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.

 

VER TAMBIÉN: Oración para Dormir Tranquilo y en Paz

 

Cinco lecciones que de la oración de Jabes nos enseña al pedir a Dios

  1. La primera cosa que la Escritura nos dice acerca de Jabes es que invocó al Dios de Israel. Jabes declara el señorío y la dirección de Dios sobre su vida. ¡Cuando ores, comienza reconociendo quién es Dios!
  2. “Sí me dieras bendición” Jabes no sólo reconoce a Dios como el único Dios verdadero, sino que también reconoce que las bendiciones provienen únicamente de Dios. ¿Estás persiguiendo promesas rotas y bendiciones que el mundo intenta atraerte? ¿Estás esforzándose hacia la prosperidad en tu propia fuerza? Cuando ores, hazlo con un corazón totalmente invertido en las bendiciones de Dios.
  3. “Ensancharas mi territorio “ – Muchos piensan que Jabes se refiere simplemente a la tierra física cuando pide multiplicar su territorio. Sin embargo, si nos fijamos en el linaje de Jabes, podemos entender que él no se limita a hablar en términos de riqueza y prosperidad sino en términos de impactar el reino de Dios.

La oración de Jabes reflexión para meditar

Él quería que su territorio espiritual aumentara, para reclamar generaciones para el Señor de Israel. ¿Necesitas reclamar parte de la tierra que Satanás te ha quitado? ¡Cuando ores, pídele a Dios que multiplique tu territorio y haga más a través de ti!

 

VER TAMBIÉN: Dios es nuestro Amparo y Fortaleza

 

  1. ” Si tu mano estuviera conmigo “ – Jabes quería que Dios estuviera en cada momento de su día a día. Comprendió el poder de la mano de Dios para protegerlo y conducirlo en la dirección correcta. Las bendiciones se convertirán en maldiciones si no es la mano de Dios proporcionando y guiando. Cuando ores, pide más que bendiciones y provisiones, que la mano de Dios te conduzca y te guie a través de cualquier circunstancia y pruebas que surjan en tu camino. ESA es la mayor bendición.
  2. ” Y me libraras de mal, para que no me dañe” El nombre Jabes literalmente significa “nacido con dolor”. ¡Su propia madre lo nombró así por el dolor que sufrió en el parto!

Cuando Jabes ora, él habla en contra del testimonio de su nombre y deja ir la vergüenza que lo cubrió. Cuando ores, ven a Dios vulnerable y listo para que Él dé vuelta a tu debilidad en Su gloria.

 

Bendiciones en tu vida.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *