Como orar a Dios – Como aprender a orar correctamente

Como orar a Dios reflexionando en el Padre Nuestro

Un modelo para la oración cristiana se encuentra en el Evangelio de Mateo. Jesucristo mismo nos dio a todos un patrón de oración:

“Así pues, orad: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo: danos hoy nuestro pan de cada día, y perdónanos nuestras deudas Como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal, porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria para siempre “(Mateo 6: 9-13, KJV).

Como orar a Dios - Como aprender a orar correctamenteEl modelo de oración cristiana en “Mateo 6” es conocido como el Padre nuestro. Muchos de nosotros hemos recitado esta oración durante años, pero nunca hemos meditado en su significado.

Los siguientes son fragmentos espirituales basados ​​en la Oración del Señor que pueden ayudar a profundizar tu vida de oración con Dios:

 

“Padre Nuestro”

Dios quiere que nos acerquemos a Él como “Papá” (Abba). Él quiere cuidar de nosotros y protegernos. Dios desea intimidad. Recuerde, Él tiene infinito amor y gracia. Dios quiere que estemos seguros en su familia como hijos y herederos adoptados.

 

“Que estás los Cielos”

Mirar a Dios. Temedle y reverenciadle. Él es todopoderoso y puede lidiar con todos nuestros problemas, incluso los grandes. Nos ama tanto que se apiada de nosotros.

 

“Santificado sea Tu Nombre”

Dios es tres veces Santo. Acércate a Dios con admiración y asombro. Hónralo en todo lo que hagas.

 

VER TAMBIÉN: Oraciones Poderosas

 

Como orar a Dios – Modelo bíblico para hacer oraciones cristianas

 

“Hágase Tu Voluntad”

Dios es el alfarero; Nosotros somos la arcilla. Dios nos mantiene girando en su rueda de alfarero, formándonos y cambiando nuestras vidas, muchas veces en lágrimas para hacernos más parecidos a Cristo y Él pueda usarnos en su perfecta voluntad. Rendirse diariamente. Mantente como esa arcilla húmeda para que Dios te forme a través de la oración diaria.

 

“En la tierra como en el cielo”

¡Hágase tu voluntad, no se haga mi voluntad!

 

“Danos hoy nuestro Pan Diario”

¡Confianza! Dios proveerá nuestras necesidades. Su ojo está en el gorrión y sé que El cuida de mí.

 

“Perdona nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores”

Perdón es igual a  Rendición. Ríndete delante de Él, no lleves esa carga pesada de resentimiento y amargura. Perdona a quien te ha ofendido. En nuestra debilidad, Dios nos dará la fuerza para perdonar a nuestros deudores.

 

“No nos dejes caer en tentación”

Se vigilante y ora, para que no caigas en tentaciones. Somos tentados todos los días. La oración profundiza nuestro andar y fortalece nuestra fe, pero ten cuidado con la ceguera espiritual. Pídele a Dios que te mantenga alerta en tu diario caminar.

 

“Líbranos del mal”

Tenemos un enemigo que acecha por nuestra integridad. Pero Jesús lo venció en la cruz del calvario. ¡Dios es mayor!

 

VER TAMBIÉN:  Alabanza por la bondad y el poder de Dios

 

“Porque Tuyo es el Reino (obediencia), y el Poder (confianza) y la Gloria (gozo), Para siempre” – Este es el mundo de nuestro Padre. Todo lo que tenemos es suyo. ¡Dios gobierna!

 

¡Dios te bendiga!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *